Eduardo Rivera

Formación & Coaching

Grupo viviendo

Metodología

La metodología se basa en Coaching, Programación Neurolinguística y Modelado Conductual Desarrollativo.

El Coaching es un proceso de desarrollo personal en el que un coach acompaña a otra persona (coachee o cliente) en la consecución de sus objetivos. En un proceso de coaching, el coach nunca decidirá por el cliente, y utilizará fundamentalmente la pregunta para ayudar al coachee a desarrollar conciencia, responsabilidad y confianza en sí mismo.

Cada persona es única, y por ello, para que un proceso coaching sea efectivo y eficiente, tiene que considerar a la persona como tal, trabajando con ella de de forma individualizada y sin usar soluciones prefabricadas. Es aquí donde entran en juego las actuales metodologías de Programación Neurolinguística (PNL) y Modelado Conductual Desarrollativo (DBM). Estas metodologías ayudan de manera eficaz en la comprensión y en el modelado de la realidad del cliente, es decir, a conocer cómo el cliente funciona (su comportamiento, su manera de pensar, sentir, etc.) para después poder adaptar o alinear este funcionamiento con sus objetivos.

Coaching

El Coaching se puede definir como un proceso a través del cual un coach acompaña a otra persona (coachee o cliente) en la consecución de sus objetivos. Existen varios tipos de Coaching: el Coaching personal, el Coaching ejecutivo, el Coaching empresarial... El Coaching personal se centra en los procesos personales, y en él, el coach acompaña al coachee potenciando sus recursos personales, ayudando a reducir sus limitaciones, alineando sus deseos con sus acciones e incrementando al máximo su desempeño. Una vez hecho esto, los obstáculos externos del coachee generalmente suelen disminuir a proporciones manejables, y de ahí su utilidad.

La filosofía del Coaching se basa en ayudar a aprender en lugar de enseñar. Para ello, el elemento de comunicación predominante en un coach es la pregunta, a través del cual ayuda al coachee a desarrollar conciencia, responsabilidad y confianza en sí mismo. En un proceso de Coaching, la persona aprende a conocerse a sí misma a través de sus asuntos cotidianos, aprendiendo a interpretar los sucesos desde diferentes perspectivas. Este proceso alivia y regula la carga emocional, proporcionando equilibrio, facilitando la activación de los recursos personales, y posibilitando el diseño de nuevos comportamientos y respuestas que ayuden en la consecución de los objetivos. Todos los cambios y mejoras personales de un coachee se realizan a través de las decisiones que la propia persona toma para sí misma y sus asuntos, generando así una sensación sólida de empoderamiento personal.

Programación Neurolinguística (PNL)

La Programación Neurolinguística (PNL) nos ofrece la posibilidad de aprender cómo pensamos, comunicamos y actuamos para poder empezar a pensar, comunicar y actuar de una manera más útil y fluida. La PNL se centra en el cómo hacemos las cosas en el lugar del porqué. La idea se refleja claramente en la siguiente frase: Si me caigo en el río y no sé nadar, ¿me ayudarás a entender porqué me caí o mejor me ayudarás primero a aprender a nadar?. Este principio encaja perfectamente con el Coaching, que no se centra en los errores pasados, sino en las posibilidades futuras (aunque en el proceso no se descarta la posibilidad de resolver conflictos del pasado, si fuera necesario, para un mejor desempeño futuro).

A diferencia de otras metodologías de psicología más antiguas, la PNL no trata de etiquetar y catalogar a las personas, sino incide en trabajar con cada persona de manera particular. Se basa en la idea de que cada persona percibe y representa la realidad en su mundo interior de manera diferente, y accede a esta representación para tomar sus decisiones, elecciones, y en definitiva, actuar. Además, se basa en el conocimiento de que las personas no somos nuestros comportamientos ni nuestros pensamientos, y por lo tanto, cuando aprendemos a cambiar nuestra forma de pensar y comportarnos, cambian nuestras vidas de manera acorde.

La PNL nació del estudio realizado por Richard Bandler y John Grinder de los mejores terapeutas de los setenta, entre ellos Virginia Satir (terapia familiar), Fritz Perls (terapia Gestalt) y Milton Erickson (hipnoterapia clínica), y pronto se convirtió en una de las tecnologías más populares y potentes del movimiento de superación personal.

Modelado Conductual Desarrollativo (DBM)

Todos construimos nuestra comprensión del mundo que nos rodea basándonos en nuestra experiencia. A esta comprensión que cada uno crea, la cual es dinámica, y vamos cambiando a lo largo de nuestra vida, la llamamos nuestro “modelo” del mundo. En realidad, no respondemos al mundo como es, si no respondemos a cómo le hemos dado sentido, cómo nos es “significativo”, basándonos en lo que ya “sabemos”.

El Modelado Conductual Desarrollativo (del inglés Developmental Behavioural Modelling, DBM) es el estudio formal de todo lo relacionado con el modelado: desde la estructura y la función de los modelos, hasta cómo formal e informalmente se construyen y aplican los modelos. El DBM brinda un conjunto de habilidades de modelado de comportamiento que se pueden aplicar a cualquier situación. Las habilidades de modelado del DBM se emplean para identificar las necesidades específicas de la situación y crear respuestas únicas (en lugar de aplicar soluciones prefabricadas). .

El DBM fue desarrollado a finales de los ochenta por el investigador John McWhirter, el cual modeló la PNL junto con otra variedad de modelos, entre ellos la Teoría de Sistemas, la Terapia Familiar y el trabajo de Milton Erickson, creando una metodología única.

Texto elaborado por el autor a partir de material de Coach Creativo, el libro "Conversations with Richard Bandler" de Richard Bandler y Owen Fitzpatrick, y del blog de DBM y PNL-DBM Training.

Developed by Bamboo Webs